martes, 22 de agosto de 2017

Tomar el arado y seguir adelante

Raúl hacía muchos años que cultivaba una pequeña chacra.  Pero últimamente el agua  estaba complicando su existencia, el poco terreno que tenía para cultivar en parte estaba encharcado, los animales pastaban lo poco que quedaba en un rincón del campo el cada día tenía que repartir los fardos y ya no le estaban  quedando recursos económicos para seguir alimentándolos, pero si los vendía ahora sería muy mal negocio los compradores sabían de su mala situación económica y seguramente le ofrecerían poco dinero por sus animales, el banco no tenía crédito acesible por su poca capacidad de pago , indudablemente que esta era la situación más difícil por la que había atravesado como campesino , esta tierra era un legado de su estimado padre que la cultivo durante mucho tiempo; siendo al comienzo una parcela alquilada y que con mucho esfuerzo su padre logró comprar.
Ese día amaneció realmente lindo un viento cálido soplaba y el sol brillaba en el cielo quizás en pocos días bajara la vertiente y comenzar a secar la parte afectada por el agua Era una pequeña luz de Esperanza comenzaba a nacer en su corazón .
Deberías resistir, se propuso en su corazón, nosotros los chacareros estamos acostumbrados a los vaivenes de la naturaleza y a los malos gobiernos que siempre nos terminan perjudicando
Pero nuevamente como dice la Biblia volveremos a tomar las manijas del arado y emprendemos el camino hacia delante.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario